Esclavos de la hipocresía – Ramtha

El hombre está empezando a salir de la limitación porque hay muchos sobre vuestro plano que se están cuestionando sus vidas y por qué son esclavos de la hipocresía del gobierno, del dogma, de la sociedad y adonde éstos te van a llevar. Ellos están empezando a amarse a sí mismos y a los demás lo suficiente como para ver más allá del velo de la conciencia limitada y elevarse por encima de ella. Están despertando al entendimiento de que hay una esencia que yace dentro de ellos —y dentro de toda la gente— que es gentil, amorosa y sabia. Empiezan a darse cuenta de que todas las profecías, todos los cuentos, y todos los miedos que han gobernado a la humanidad durante tanto tiempo no se han manifestado; los han sobrevivido a todos. Ellos se están cuestionando quiénes son, y por qué, si quieren amar a Dios, deben sentirse aterrorizados por él

Anuncios

Origen

Acostumbrados a empezar por un comienzo, la inalcanzable búsqueda de un origen. Sólo existe el origen común como humanidad. Me pierdo empezando, buscando el supuesto origen el cual lo debe explicar todo. Si, pienso en el empeño cientifista de encontrar el origen de la razón, como variable explicativa del todo. El origen no existe, no existe más que nuestro origen común. Quiero decir, (tal vez sea este el origen que busco ahora) sé que estoy escribiendo algo, algo más allá que mis puras reflexiones, escribiendo algo para la humanidad, conociendo como antropóloga. Buscaba el origen de mi emoción. El origen de mi emoción como factor explicativo del todo. No hay ni origen ni conclusión final. Nada es, todo fluye.

 

El origen de mi emoción, un intento de describir mi emoción (del alma):

  • Un amor profundo por África
  • Un amor profundo hacía la Humanidad.
  • Un amor profundo por el conocimiento. El Conocimiento Universal. La Unidad en la Diversidad. El Conocimiento de la Verdad, la Verdad de la Humanidad, la Verdad del Ser: el Saber Universal.
  • Un amor profundo por el Saber Universal.

 

Un sentimiento irracional (se puede llamar así, en tanto que es innato carente de estímulos socializadores en esa dirección, nadie ni nada -aparentemente, a los ojos humanos- me ha dirigido hasta este sentimiento. El Amor por África, por la Humanidad, la Unidad, el Saber Universal. Una especial conexión con los aires y tierras Árabes… Arabia, Oriente Próximo…

  • Un reflejo de esto lo he encontrado siempre en los supuestos nacionalismos. Se supone que, al nacer todos formamos parte de una sociedad, pertenecemos a ella y ella nos pertenece, nos identifica y nos identificamos, ¿una relación de amor? Se trata de una cultura que te adoctrina, te dice quién eres, que es el humando y tu lugar en él. Nacida en Catalunya, una comunidad autónoma española, mantienen un conflicto histórico, el combate por una hegemonía nacionalista. Almas distraídas, luchando por seguir encarceladas por… ¿un ideal? No puedo llamarlo así, suelo identificarlo como “un trozo de tierra”, un trozo de tierra que nos mantiene en la peor de las penumbras, alejados de nosotros mismos, de nuestra propia identidad imaginaria.
  • Nunca me he sentido catalana, ni española, tampoco europea. Una identidad imaginada (las identidades solo pueden ser imaginadas, construcciones culturales) fuera de lugar. Todo el mundo se siente de algún lugar. En el histórico conflicto, lucha de nacionalidades en el que me ha tocado nacer, no puedes ser de ningún lugar… Nadie no puede sentirse desarraigado ¿Arraigado a qué? Arraigadísima a mi ser, a mi esencia, a la Totalidad, al Universo.

Estaba desarraigada… encendida por el amor africano, el amor universal. Muchas son las anécdotas, sincronicidades, (subconscientes), que gritaban mi conexión con las Tierras Árabes.

  • Recuerdo el tatuado (en el brazo de mi padre) verano del 2016 en Tarifa… Inmensa tristeza, mi alma despierta no lo soportaba más… Necesitaba el reencuentro con ese lugar… la unión de mi alma! Recuerdo el inmenso anhelo en la playa mirando “mis” tierras africanas, las costas marroquíes… Inmenso Amor.. lloraba al verlas por no estar ahí, “en mi amada y anhelada tierra, con su gente y sus costumbres, su vida de amor”.
  • Nunca me he sentido identificada con ninguno de los nacionalismos posibles de mi lugar de nacimiento. En cambio, desde mi lugar de nacimiento lloraba al ver las tierras Árabes… Dónde si me sentiría orgullosa de identificarme como africana… pero se supone que no lo soy.

29 de septiembre a las 9:34 · Tánger, Tangier-Tetouan, Marruecos ·

He de volver a la tierra que me vio nacer! Deshumanizados, faltos de sentido… Libremente eligen sus cadenas… Solo quieren ser presos… Catalanes o españoles…. La misma vergüenza, la misma cárcel… No conocen el amor por la vida….

Solo deseo no estar mucho más…. Siempre en mi gran tierra África!

Insha’allah

Caminos de Consciencia 5×01 – Facundo Cabral: el canto a la vida

http://www.ivoox.com/21218764

El sentido de la vida. No suicidarse siguiendo al rebaño. El camino lo inventan tus pasos. Y cuando llegues a vivir profundamente, no dejarás huella.

Loca como mi abuelo que era feliz en un mundo de amargados. Loco como Moisés quendurante 40 años anduvo con 40 mil hombres en busca de la Tierra que el Señor le había prometido. Loco como Juan el Bautista que se enfrentó sólo a Herodes. 

Estoy feliz de estar loca y de no pertenecer al mundo de los cuerdos que estafan desde los bancos, mienten desde los templos y que matan en nombre de la patria.

Que la locura por la vida, el amor, la paz, por el planeta, por la humanidad sea nuestro camino.

  • No hay pobres sino gente que no piensa.