25 frases espirituales de Thich Nhat Hanh

En el momento que te enojas, tiendes a creer que tu desdicha la ha creado otra persona, y la culpas de tu sufrimiento. Pero al observarlo más a fondo, quizá descubras que el principal causante de tu sufrimiento es la semilla de la ira que hay en ti.

Debemos ser capaces de aceptar nuestra ira, nuestro miedo, nuestra tendencia a discriminar al otro y nuestra desesperación; y debemos tener una mirada discerniente que nos permita hallar la claridad, la valentía y la compasión que precisamos. Cuando encontremos paz en nuestro corazón y claridad en nuestra mente, seremos capaces de compasión incluso hacia los propios traficantes. Seremos capaces de despertarlos, y de tocar la semilla de la compasión que está guardada en sus corazones.

Cuando te enojes, vuelve a ti mismo y cuida de tu ira. y cuando alguien te haga sufrir, regresa a ti mismo y cuida de tu sufrimiento, de tu ira. No digas ni hagas nada, porque cualquier cosa que digas o hagas en un estado de ira podría estropear más tu relación.

Ir al Contenido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s