El mito de los intereses colectivos

Es por ello que los liberales entendemos que el mejor guardián del hombre no es su prójimo; sino que, dada la limitada capacidad humana de los hombres para conocerlo todo, (no somos omniscientes), el mejor guardián de la vida de un hombre, es él mismo. Es inmoral, pues, que se coloque la responsabilidad de nuestra vida sobre los hombros de otros; peor aún que se utilice al Estado para tales fines.

Ir al Contenido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s