Pensamiento Científico

 

La búsqueda del Conocimiento ha sido y es uno de los deseos más profundos de toda la Humanidad a lo largo de su evolución. Este pensamiento científico, no ha sido el mismo siempre.

Se destacan 4 periodos históricos relacionados con cambios de paradigma en el pensamiento científico, a su vez, implica una transformación en la forma en que observamos y comprendemos nuestro Mundo.

 

image_thumb2

 

 

 

Orígenes del Conocimiento en Occidente

Las raíces de la física y de la ciencia occidental, se hallan en el primer período de la filosofía griega, en el siglo VI antes de Cristo, en una cultura en la que no existía separación alguna entre ciencia, filosofía y religión.

image_thumb5

 

Edad Antigua

Escuela de Mileto.

 No separación: ciencia, filosofía y religión.

  • Finalidad: descubrir la naturaleza esencial de las cosas.
  • No diferencian: espíritu y materia / animado y animado.

Tales de Mileto (Padre de la Ciencia). Primero en buscar explicaciones a los fenómenos naturales sin recurrir a poderes sobrenaturales.

Anaximandro vio el universo como una especie de organismo sostenido por el “neuma” o aliento cósmico, del mismo modo que el cuerpo humano está sustentado por el aire.

Heráclito de Efeso. creía en un mundo en perpetuo cambio, en un eterno “devenir”.  Todos los cambios que se producen ocurren por la interacción dinámica y cíclica de los opuestos. Todo par de opuestos forma una unidad. A esa unidad, que contiene y trasciende a todas las fuerzas opuestas, la llamó el Logos.

 

Escuela de Parménides de Elea.

Rompe con la idea de unidad al asumir la existencia de un principio divino que prevalece a todo,

un dios inteligente y personal que gobierna y dirige el mundo. Separación entre espíritu y materia. Aparece el dualismo y el concepto de sustancia indestructible característico del pensamiento occidental.

Ser inmutable.

 

Filosofía de Leucipo y Demócrito.

  • Introducen el concepto del átomo, la unidad más pequeña de materia indivisible.
  • Trazan la división entre espíritu y materia.
  • Representan la materia como constituida por diversos “ladrillos básicos”.
  • Es la base del dualismo del pensamiento occidental, el dualismo entre mente y materia, entre cuerpo y alma.
  • El foco de interés es el alma, la ética y la moralidad. Cuestiones que ocuparon el pensamiento occidental durante más de dos mil años, hasta nuestra actualidad.

 

Edad Media

El conocimiento científico de la antigüedad fue sistematizado y organizado por Aristóteles, quien creó el esquema que serviría de base durante dos mil años a la concepción occidental del universo. Todo y eso, la gran mayoría de los avances del pensamiento científico se dieron en los imperios musulmanes, siendo el árabe la lengua franca de transmisión del conocimiento.

Aristóteles. Mayor relevancia de las cuestiones relativas a la perfección del alma humana y a la contemplación de Dios, en contraste al olvido del mundo material. La razón por la que el modelo aristotélico del universo permaneció durante tanto tiempo fue precisamente esa falta de interés en el mundo material, y también la gran influencia de la Iglesia Cristiana que apoyó las doctrinas de Aristóteles durante toda la Edad Media.

 

Edad Moderna

La Edad Moderna comienza con el Renacimiento, el redescubrimiento de América y la caída de Constantinopla. Los centros de generación del conocimiento pasaron de los imperios árabes a los imperios europeos. Los eventos de esta época motivaron un cambio en la visión del mundo. Hay una liberación de la influencia aristotélica y de la Iglesia, mostrando un nuevo interés en la naturaleza.

Galileo. Considerado el padre de la ciencia moderna, al ser el primero en combinar el conocimiento experimental con las matemáticas. Condujo a la formulación de teorías científicas basadas en la experimentación y expresadas en lenguaje matemático.

El nacimiento de la ciencia moderna fue precedido y acompañado por una evolución del pensamiento filosófico que llevó a una formulación extrema del dualismo espíritu-materia. Esta formulación apareció en el siglo XVII en la filosofía de René Descartes.

René Descartes.

Basa la visión de la naturaleza en una división de dos reinos separados e independientes: cuerpo y materia. La materia es considera como algo muerto totalmente separado. La famosa frase de Descartes

“Cogito ergo sum” -pienso, luego existo-

Llevó al hombre occidental a considerarse identificado con su mente, en lugar de hacerlo con todo su organismo. La mayoría de los individuos son conscientes de sí mismos como egos aislados, que existen “dentro” de sus cuerpos. La mente es separada del cuerpo, y se cree que esta tiene la tarea de controlar al cuerpo, causando un conflicto entre la voluntad consciente y los instintos involuntarios.

Fragmentación Interna. Separación del individuo en gran número de compartimentos separados (actividades, talentos, sentimientos, creencias…) Esto genera gran confusión metafísica y continua frustración y conflictos.

Visión Fragmentada. La fragmentación interna es un reflejo del “mundo exterior”. Este es percibido como una multitud de objetos y acontecimientos separados. Esta visión es más acentuada por la sociedad (dividida en naciones, razas y grupos religiosos y políticos).

  •  

La creencia de que todos esos fragmentos -en nosotros mismos, en nuestro entorno y en nuestra sociedad- están realmente separados, puede considerarse como la razón esencial de la presente serie de crisis sociales, ecológicas y culturales. Nos ha separado de la naturaleza y de nuestros congéneres humanos. Ha generado una distribución enormemente injusta de los recursos naturales creando el desorden político y económico, una creciente ola de violencia, tanto espontánea como institucionalizada y un feo y contaminado medio ambiente, en el que la vida se ha hecho a veces malsana, tanto física como mentalmente (Copra, 1975: 8)

Anuncios