Historia del Mundo…

Mucho antes de que existiera Sumeria, antes de que Egipto construyera Sakkara, antes de que floreciera el Valle del Indo, el espíritu vivía en cuerpos humanos, danzando en una cultura elevada. La Esfinge conoce la verdad. Somos mucho más de lo que sabemos. Hemos olvidado. La Flor de la Vida fue y es conocida por toda la vida. Toda la vida, no solo aquí sino en todas partes, sabía que era el patrón de la creación, el camino de entrada y el de salida. El Espíritu nos creó en esta imagen. Tú sabes que es verdad; está escrito en tu cuerpo, en todos tus cuerpos.
Cuando lo leas por primera vez, puede parecer como algo que nunca antes habías escuchado, pero no lo es. Esta es información antigua. Puedes recordar cosas que están profundamente dentro de ti y es mi esperanza que este libro detone esas cosas, para que puedas recordar quién eres, por qué viniste aquí y cuál es tu propósito para estar aquí en la Tierra.

http://www.alquimiadelconocimiento.hol.es/historia-del-mundo.html

Anuncios

Recordando nuestro Pasado Antiguo

Las consecuencias de esos eventos antiguos, han cambiado completamente la forma en que vivimos e interpretamos la realidad. 
¡Todo está conectado! Solo existe una Realidad y un Dios, 
pero existen muchas, muchas formas en las que puede ser interpretada la única Realidad.” 
(Melchizedek, 1993: 10)

http://www.alquimiadelconocimiento.hol.es/recordando-nuestro-pasado-antiguo.html

Génesis. Historia de la Creación

Las Versiones Cristiana y Egipcia

Vamos a comenzar por darnos cuenta que la comprensión Cristiana y Egipcia sobre la Realidad, es casi idéntica. La comprensión Cristiana se deriva de la Egipcia. Aquí están las primeras tres oraciones de la Biblia Crsitiana: “En el principio Dios creó el cielo y la tierra”. Y la tierra no tenía forma y el vacío y la oscuridad se posaban sobre la cara de las profundidades y el espítiritu de Dios se movió sobre la superficie de las aguas. Y dijo “Que se haga la luz” y “se hizo la luz”.

Ir al Contenido

Historia del Mundo

Mucho antes de que existiera Sumeria, antes de que Egipto construyera Sakkara, antes de que floreciera el Valle del Indo, el espíritu vivía en cuerpos humanos, danzando en una cultura elevada. La Esfinge conoce la verdad. Somos mucho más de lo que sabemos. Hemos olvidado. La Flor de la Vida fue y es conocida por toda la vida. Toda la vida, no solo aquí sino en todas partes, sabía que era el patrón de la creación, el camino de entrada y el de salida. El Espíritu nos creó en esta imagen. Tú sabes que es verdad; está escrito en tu cuerpo, en todos tus cuerpos.

Cuando lo leas por primera vez, puede parecer como algo que nunca antes habías escuchado, pero no lo es. Esta es información antigua. Puedes recordar cosas que están profundamente dentro de ti y es mi esperanza que este libro detone esas cosas, para que puedas recordar quién eres, por qué viniste aquí y cuál es tu propósito para estar aquí en la Tierra.

Ir al Contenido