Principios Universales

«Donde caen las pisadas del maestro, los oídos de aquellos listos para su enseñanza 
se abren de par en par.»
 
«Cuando los oídos del estudiante están listos para oír, vienen los labios a llenarlos con sabiduría.»
 
«Los labios de la sabiduría están cerrados, excepto para los oídos del entendimiento.»

Ir al Contenido

Anuncios